...Y próspero Año Nuevo

Llegamos –contra viento y marea– al final de este año y con ello podemos dar un pequeño suspiro de alivio, con la ilusión de que el 2021 sea, al menos, un poco más tranquilo. 

Fue un año duro, muy duro.

Esta es una columna dedicada a todas aquellas personas que perdieron a alguien querido, que perdieron sus trabajos, que perdieron la esperanza... esta es mi forma de decirles ARRIBA EL ÁNIMO!

Este año nos mostró que los planes se hacen pero no necesariamente se cumplen. Que la libertad es frágil cuando la vida puede estar en riesgo, y que el respeto y el cuidado (propio y mutuo) es esencial para vivir en sociedad. 

Pero también nos mostró (o mejor dicho nos demostró) que la Cultura es el alma y el color de la vida, que es un refugio cuando estamos desolados, es entretención, es apoyo, es crecimiento, es respuestas, ufff, es tanto!

A todas aquellas personas que han sufrido durante este año –que no son pocas–, les deseo un 2021 lleno, llenísimo de Cultura, acompañada de tranquilidad y los mejores augurios. Nos merecemos un descanso, al menos para recargar las pilas y reflexionar sobre lo que hemos vivido y sobre cómo capitalizarlo para crear un mundo mejor.

Con todo mi cariño y la pasión que tengo por los Libros y la Cultura despido este año y les extiendo la invitación a un 2021 lleno de lecturas y mucho amor. 

¡Hasta nunca 2020!

---

Fabio Costa Caimi, El Librero.

2020CulturaEquipoLibrerias

Deja un comentario